Consejos para abrir un negocio de ropa con poco capital

Consejos para abrir un negocio de ropa con poco capital

Si tienes poco capital y tu idea es poner un negocio de ropa, aquí te daremos algunos consejos para que puedas lograrlo a la perfección. Así que toma nota: primero, tienes que saber que este negocio consiste en la confección y venta de ropa con marca propia. Para esto harás uso de terceros, es decir de talleres externos de corte y confección. También deberás contactarte con tiendas, bazares, galerías, etcétera. Pues allí tendrás que colocar tu mercadería para efectuar la venta.

1.- Determina el tipo de ropa a confeccionar y vender

Para esto deberás tomar en cuenta tus propios gustos. Es decir, la prenda a confeccionar tendrá que gustarte a ti para que puedas trabajar a gusto con ella. Luego tendrás que considerar tres factores:

a) Demanda: mientras mayor demanda tenga tu producto, será mejor para ti.

b) Oferta: A menos competencia, mejor.

c) Calidad: A más calidad menos competencia.

2.- Define la marca

Este paso es importante. Tendrás que elegir un nombre de marca atractivo y que determine el estilo y esencia de tu producto. Comúnmente se coloca un nombre de persona, poco común. Asegúrate que dicho nombre no exista ya en el mercado, luego tendrás que registrarla en Indecopi.

3.- El diseño

Tienes dos opciones: puedes contratar a un diseñador profesional o diseñarlas tú misma. Si te animas a hacer lo segundo, te recomendamos que escojas unas prendas y específica qué cosas te gustaría cambiar o agregar en ellas. Después, ya agarrarás confianza y tú misma empezarás a crear.

También deberás contratar los servicios de un modelista para que haga los moldes de las prendas. Pues esta persona se encargará de hacer los cambios en los diseños que elegiste.

5.- Corte y confección

Deberás elegir el lugar donde confeccionarás las prendas. Aquí harás las especificaciones de cómo quieres que te preparen los diseños que creaste.

6.- Puntos de Venta

Consiste en buscar tiendas, bazares, galerías, entre otras (negocios intermediarios) que compren tus prendas al por mayor, para que luego ellos se encarguen de venderlas al consumidor final.

Esta etapa no es fácil, pero puedes empezar vendiendo tus prendas a consignación y con el tiempo ya lo podrás hacer al contado y al crédito. Si tu producto es bueno, verás que no tendrás problemas y te harán muchos pedidos.

Cabe destacar que el trabajar con negocios intermediarios te dará la ventaja de no gastar en el alquiler de un local y te permitirá hacer, mucho más rápido, conocida tu marca.

7.- Promociona tus prendas

Este último paso consiste en crear una alternativa efectiva para dar a conocer al público sobre la existencia de tu producto. Tienes varias alternativas, puedes crear una página web o promocionarla por las redes sociales como FacebookTwitter.

Es importante que tus productos sean de buena calidad, pues sólo así más personas se interesarán en tu marca y  poco a poco recibirás más pedidos, a la vez podrás buscar más negocios intermediarios con los cuales trabajar, apuntar a nuevos mercados y preparar nuevos diseños.