Cada día será difícil vender en el Perú, pero no para todos

Es claro que la economía se está enfriando y esto afectará las ventas de todos. Sin embargo, esto no será igual para cada industria o empresa. Esto debido a dos factores:

  1. No todos los sectores se desacelerarán de la misma manera pues el crecimiento de estos años han modificado la prioridad en el gasto de las personas. Por ejemplo: hoy el celular es un bien de primera necesidad.
  2. Si bien es claro que hoy todas las empresas y los sectores tienen competencia, esta no es igual en tamaño ni profesionalización pues en el crecimiento de estos años hemos sufrido las dificultades de: conseguir personal calificado, colapso de los sistemas y las oficinas, requerimientos de capital de trabajo, etc, elementos que en muchos casos hemos atendido dando prioridad a la urgencia y no la sustentabilidad de la empresa.

Las consecuencias de esto en una situación de contratación del crecimiento de mercado serán:

  1. Las empresas tendrán que buscar el crecer a costa de sus competidores lo que hará mucho más dura y frontal la competencia.
  2. Algunas empresas que no se han profesionalizado lo suficiente, o estén muy expuestas, posiblemente entraran en problemas y las empresas poco profesionales suelen implementar acciones nocivas no solo para ellas sino también para el mercado, como por ejemplo liquidar inventario a bajo costo para paliar problemas de liquidez y tirar abajo con ello los precios del mercado.

El Perú pasará por tanto una etapa de súper competencia en las que los ejecutivos comerciales no solo deberán implementar estrategias efectivas y eficientes pues además de lograr incrementos de ventas deberán ser muy eficientes en costos.

Parece que nos esperan años en los que tendremos que trabajar más y mejor para ganar lo mismo, años que no admitirán muchos errores y que mostrarán quienes realmente son los mejores.